Resiliencia, el camino hacia el autodescubrimiento: Javier González

Javier González, es un empresario mexicano que intenta resolver las problemáticas de la sociedad por medio de conferencias que inspiran y motivan. Recientemente, se presentó en el evento TEDx Coatzacoalcos, donde dio una charla sobre los paradigmas que han estado siempre en nuestras vidas.

Cómo saber cuando el éxito ha llegado a tu vida, Javier nos habla de la asociación del éxito con la felicidad como referente al ‘Ser feliz’; si logras tu meta, entonces llega la felicidad, pero ¿si no lo logras, no llega?

Yo quisiera cuestionarme con ustedes, quién es una persona feliz y quién es una persona exitosa; y luego, entonces ¿una persona que ha alcanzado el éxito es una persona feliz? Si la respuesta es que sí, entonces ¿he alcanzado una vida plena? ¿vivo en paz?»

Sin embargo, más allá de buscar una u otra, Javier destaca una tercera: la serenidad. El empresario resalta las diferencias entre el éxito y la felicidad para llegar a un punto medio. Si la felicidad no es eterna, porque todos tenemos momentos tristes, ¿por qué buscar que sea permanente? y si es así, entonces, al lograr nuestras metas, sentimos un poco de esa sensación, satisfacción.

Es entonces, cuando el empresario nos dice «para mí, el objetivo se llama serenidad, que me ayuda con el manejo de mis emociones; la serenidad que me da la fortaleza y la calma, permanentes, si yo deseo. La serenidad que pudiese llegar a ser mi estado ideal, porque me permite dejar mis impulsos a un lado, para comenzar a disfrutar de mis más grandes alegrías y valorar el aprendizaje que hay detrás de mis más grandes tristezas».

Así, con la serenidad de por medio, Javier profundiza en las metas y objetivos no esperados. Es decir, si el resultado no es como lo planeado, la serenidad te sostiene; es gracias a ella que cuando pierdes algo o a alguien, sabes cómo afrontarlo y eso te ayudará a salir, levantarte e intentarlo de nuevo.

Como parte de ese intento por romper paradigmas, Javier González nos habla de la formación en el hogar; aquellas enseñanzas y valores que mamá y papá fundaron y que están dentro de nosotros, pero no siempre logramos ver. Entonces, cuando esto sucede, cuando vemos las oportunidades a las que nos enfrentaron nuestros padres, nos damos cuenta de que ya conocemos el sabor de la derrota y la victoria.

Aquí puedes ver el video completo.

Te puede interesar:

La iglesia llama a médicos de Veracruz a no tener abortos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat