Mujer dice que vacuna de AstraZeneca la convirtió en un «Alien»

Una mujer dijo haberse sentido como una criatura de película de horror y ciencia ficción, ‘Alien’, cuando le brotó una erupción en su piel tras haber recibido la vacuna contra el coronavirus. 

Susie Forbes, de 49 años de edad, residente de Lichfield, Staffordshire, sufrió de un desfiguramiento horas después de haber recibid la primera dosis de AstraZeneca-Oxford durante el mes de marzo.

“Me sentí como si estuviera en ‘Alien‘ porque había burbujas saliendo de mi brazo. Fue espantoso. Mi cara era enorme. Yo era un monstruo”, dijo Forbes.

“Mi hija me estaba mensajeando rogándome que fuera al hospital. Me ha destruido y destruyó a mi hija. Voy a tener que vivir con esto porque tengo cicatrices en mi cuerpo”, continuó.

«Pero que mi hija de 19 años me estuviera mensajeando desde el trabajo y me estuviera diciendo: ‘Mamá, mamá, mamá, no te mueras'», agregó Forbes, quien sufre del síndrome de Guillain-Barré, una afección autoinmune en la que el cuerpo ataca los nervios.

Susi, que ha sufrido reacciones anafilácticas a la penicilina y al medicamento contra las enfermedades Stemetil, cree que también pudo haber sufrido una reacción extrema al piquete.

image

De acuerdo con funcionarios de la salud, personas que tienen alergias que han causado anafilaxia, aún pueden recibir la vacuna, pero todos aquellos que saben son alérgicos a algún ingrediente, no deberían ir a aplicársela. 

Hasta el 28 de marzo, 455 personas han tenido reacciones alérgicas adversas de aproximadamente 20 millones de dosis de AstraZeneca-Oxford, lo que las hace extremadamente raras, según Triangle News.

La afectada dijo que sus médicos debieron haber considerado su estado de salud antes de que se le permitiera vacunarse.

“Personalmente, creo que no han mirado exactamente lo que tengo. Creo que no deberían habérmelo dado hasta que investiguen lo que tienes. Ni siquiera me preguntaron», dijo.

“Me senté allí y dije: ‘¿Sabes que soy alérgico a la penicilina y Stemetil y cualquier derivado?’ Y ella [el médico] dijo: ‘Estarás bien’”. Continuó: “Al cabo de dos horas apareció una burbuja en mi muñeca. Era como si estuviera burbujeando fuera de mi brazo. Llamé a los médicos de inmediato».

Te puede interesar:

¡Los sueños se cumplen! Joven indígena es aceptada en Harvard

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat