Muere «Popeye», el exjefe de los sicarios de Pablo Escobar a quien se le atribuyen cientos de asesinatos

Popeye Jhon Jairo Velásquez, fue el hombre que hizo de Pablo Escobar una película, un libro, una serie, una leyenda. Literalmente el brazo derecho del que fuera líder del Cártel de Medellín «Sobrevivió a Escobar», pero no la batalla contra el cáncer. 

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia este jueves informó por medio de un comunicado que Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias ‘Popeye’ falleció tras padecer cáncer de estómago en fase terminal y estuvo hospitalizado desde el 31 de diciembre en Bogotá.

Velásquez murió a los 58 años y estaba preso desde el 25 de mayo de 2018 por un proceso por extorsión y concierto para delinquir vinculado a las exigencias que estaría haciendo a algunas familias de Antioquia para que pusieran a su nombre propiedades que supuestamente en el pasado habían sido adquiridas con dinero de actividades ilegales.

Popeye fue el más famoso sicario de Pablo Escobar y compartió muchas anécdotas sobre su vida a su lado en algunos libros como «Sobreviviendo a Pablo Escobar: «Popeye» El Sicario, 23 años y 3 meses de cárcel, publicado en 2015 y Mi vida como sicario de Pablo Escobar,´publicado en 2016.

Las confesiones de la vida de John Jairo y detalles sobre el Cártel de Medellín le dieron enorme popularidad e incluso logró que sus memorias llegaran a la televisión. Sobreviviendo a Escobar, Alias JJ recreó para la televisión los momentos del sicario al lado de Escobar. 

Entre otros crímenes que se le adjudican se encuentran los asesinatos del director del diario El Espectador, Guillermo Cano; el excandidato presidencial Luis Carlos Galán, el exprocurador de la Nación, Mauro Hoyos, e incluso el de su propia pareja, tras una orden de Escobar

Al salir de prisión en su primera condena, John Jairo realizó una campaña de autopromoción y llegó a tener un canal en Youtube, con episodios que alcanzaron el millón de seguidores.

Ver imagen en Twitter

Famoso por el alias de Popeye, el confeso sicario ya había pasado 23 años en la cárcel tras someterse a la justicia en 1992. Hasta entonces fue uno de los hombres más cercanos a Pablo Escobar que exportó miles de toneladas de droga a Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *