Estudios señalan que los tintes para el cabello podrían provocar cáncer

El tinte para el cabello, uno los productos de belleza más populares entre las mujeres, podría provocar cáncer.

De acuerdo con el National Cancer Institute (NCI), más de un tercio de las mujeres mayores de 18 años y alrededor del 10 por ciento de los hombres mayores de 40 años usan algún tipo de tinte para el cabello que puede ser permanente, semipermanente y temporal.

Los tintes permanentes están hechos de dos productos: “intermedios” (sustancias químicas llamadas aminas aromáticas) y “acopladores” que, combinados con peróxido de hidrógeno, reaccionan y forman las moléculas de color que pintan el cabello.

Cada uno de estos productos puede contener más de 5 mil sustancias químicas diferentes, entre ellas, las aminas aromáticas, de las cuales algunas de ellas pueden desarrollar tumores cancerígenos en animales.

Para determinar si el tinte para el cabello un factor de riesgo de cáncer en las personas, diversos científicos han llevado a cabo diversas investigaciones al respecto.

Linfoma

Un estudio publicado por el American Journal of Epidemiology encontró que los usuarios de tinte para el cabello tenían un mayor riesgo de padecer linfoma folicular y linfoma linfocítico pequeño, lo cual podría deberse a la larga exposición a los químicos.

La investigación determinó que las mujeres que habían usado tintes para el cabello durante un largo lapso de tiempo tenían un riesgo 30 por ciento mayor de padecer linfoma no hodgkiniano.

Leucemia

Por su parte, la Universidad de Illinois realizó un estudio a 769 pacientes con leucemia aguda y 623 personas sanas y encontró que los riesgos de padecer esta enfermedad son mayores en personas que han usado tintes, permanentes y no permanentes, durante más de 15 años.

No obstante, otra investigación, del Centro de Estudios y Prevención de Cáncer en Italia, no encontró suficientes evidencias para asociar el uso de tintes de cabello con el cáncer.

Cáncer de vejiga

La Escuela de Medicina de la Universidad del Sur de California descubrió que las mujeres que usaban los tintes una vez al mes tenían 2.1 veces más probabilidades de tener este tipo de cáncer y aumentaba a 3.3 en quienes lo habían usado por años.

Los investigadores señalaron que las personas con mayor exposición a esos químicos, como los estilistas profesionales, tenían cinco veces más probabilidades de contraer la enfermedad.

Ante esta alerta, la Food and Drug Administration (FDA) recomienda a los usuarios de tintes para el cabello seguir las siguientes medidas de seguridad:

  • Atender las instrucciones de aplicación del tinte.
  • Hacer pruebas para determinar si existe una reacción alérgica al producto.
  • Realizar la prueba del parche cada vez que se tiñe el cabello. Es importante que en los salones de belleza también la realicen.
  • Jamás se deben teñir las cejas o las pestañas con este producto porque puede provocar ceguera.
  • No olvides enjuagar correctamente el cuero cabelludo con agua después de teñir.
  • Siempre se deben usar guantes para aplicar el producto.

Por último, la American Cancer Society recomienda usar tintes de base vegetal, aunque en ocasiones no den un color intenso y duradero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *