Bajan delitos patrimoniales, aumentan 146% feminicidios

Nuevo León registró una baja en diez de los once delitos de alto impacto en los primeros seis meses de 2019, respecto al segundo semestre de 2018, siendo el robo a vehículo el único delito que registró un incremento del 17.6 por ciento, informó el Observatorio Ciudadano de Nuevo León (OCNL).

Al comparar los seis meses previos al periodo de enero-junio de 2019, los delitos patrimoniales que muestran bajas en sus denuncias son el robo a casa habitación con 23.3 por ciento menos casos, el robo a persona con 16.1 a la baja, el robo con violencia con 12.5 a la baja, y robo a negocio con 12 menos casos.

El documento del organismo civil señala que el secuestro registró una baja de 22.5 por ciento, el abuso de autoridad un decremento de 16.4 por ciento, la extorsión bajó 12.1 por ciento y la violencia intrafamiliar registró 10.8 por ciento con menos casos en el primer semestre de 2019 frente al último de 2018.

También se informó que el homicidio doloso disminuyó un 2 por ciento, mientras que el delito de violencia de índole sexual se mantuvo sin variaciones, en los periodos referidos.

Cabe mencionar, que en el caso del homicidio doloso, pese al avance mostrado en el actual semestre, es pertinente destacar que su comportamiento histórico reveló un aumento de 111.4 por ciento si se compara con el primer semestre de 2015 con el primer semestre de 2019.

El organismo explicó en su documento que a la fecha, la página de la Fiscalía no cuenta con la información pública que permita conocer el porcentaje de resolución de casos de este delito, ni tampoco existe la información suficiente sobre la captura y condena de sus ejecutores, lo cual podría accederse a esta base de datos que contribuiría a delimitar estrategias más precisas para reducir la incidencia de este delito.

De igual manera, el delito de violación muestra un incremento de 10.8 por ciento al comparar el primer semestre de 2015 frente a enero-junio de 2019, dicho delito tiene una cifra negra importante, debido a la escasa confianza de las mujeres en el sistema judicial, y a la inadecuada atención que reciben frecuentemente cuando acuden a denunciar.

De igual manera, los feminicidios han aumentado 146 por ciento desde el primer semestre de 2017, cuando comenzaron a catalogarse como tal, pues tan solo de enero a julio del año en curso, la entidad registró 32 feminicidios, colocando a Nuevo León como el cuarto estado con más casos a nivel nacional.

Los registros hemerográficos de Arthemisas por la Equidad AC, reportan 65 asesinatos de mujeres hasta la tercera semana de agosto, lo cual muestra de que la violencia de género es un problema serio que aqueja a nuestro estado, y contra la cual las autoridades no han podido dar respuestas contundentes y eficaces.

Por Alma De la Rosa Flores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat