Vecinos de la Bondojito acusan que un exdiputado quiere ‘apañarse’ su edificio

Los vecinos acusan un exlegislador del PRD, Édgar Torres Baltazar , de querer quedarse con un predio ubicado en en la calle de Oriente 107 en la alcaldía Gustavo A. Madero.

Está una construcción incompleta que, si todo sale bien, será el hogar de más de 50 familias que ya invirtieron sus ahorros… pero su obra se ha ido frenando por las presuntas amenazas de Édgar Torres Baltazar y el Movimiento de Alternativa Social (MAS), la organización que encabeza el exdiputado. “Cada que echábamos a andar la obra, llegaba con un grupo de personas y se ponían muy violentos”, recuerda la señora Irma. “Ha parado la obra, impedido que entren trabajadores y golpeado gente”

La historia detrás del pleito es una tradicional historia de las mafias inmobiliarias que funcionan en la CDMX.

Una de las afectadas del sector ha denunciado la nula colaboración de las autoridades en este caso Le hemos pedido apoyo a la alcaldía pero notamos el temor que le tienen las autoridades a este exdiputado”, nos cuenta la señora Irma, una comerciante de la icónica colonia Bondojito, en la alcaldía Gustavo A. Madero. Junto a su vecinos, revela que lleva meses viviendo una pesadilla legal y violenta: asegura que un exlegislador del PRD, Édgar Torres Baltazar, quiere apañarse —y a la mala— su edificio y su patrimonio.

En 2007, el exdiputado —junto al Movimiento de Alternativa Social (MAS) realizó un contrato de compraventa por el terreno a la empresa Jomar & Roju (J&R)… pero incumplieron en los pagos y nunca se formalizó el convenio.

Frente a la cancelación del contrato empezaron los pleitos legales: el exdiputado demandó en 2012 pero le dieron la razón a la empresa. Dos años más tarde (2014), apeló frente al Tribunal Superior de Justicia en la CDMX pero también perdió el juicio. Después se amparó frente al Séptimo Tribunal Colegiado en 2015 pero este fue negado y se declaró que Édgar Torres Baltazar había perdido el terreno en la colonia Bondojito por completo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *