Sergio Mayer llora al hablar de feminicidios

Sergio Mayer legislador de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en la Cámara de Diputados, lloró por el asesinato de Fátima Cecilia, menor de 7 años que fue sustraída del colegio Enrique Rébsamen el pasado 11 de febrero, y lo cuestionaron por unos audios misóginos.

En los últimos días, el país se ha visto sacudido por actos violentos contra las mujeres que despertaron la indignación de la población; por lo anterior, el funcionario se pronunció contra estos ataques y se le quebró la voz.

Al hablar sobre la situación de inseguridad que atraviesa el país, en su papel de representante popular, refrendó su solidaridad y empatía con las niñas y mujeres de la nación, y aseguró que está consternado por el escenario que atraviesa el país debido a que es padre de una chica. Inmediatamente comenzó a sollozar durante aproximadamente un minuto.

Después del emotivo mensaje hacia las féminas, los reporteros se lanzaron contra el legislador por una postura de superioridad, pues le recordaron que el año pasado se hizo de conocimiento público una grabación en la que se escuchaba decir a Mayer que no colocaran ‘niñitas pendejas a su lado’.

En este sentido, el diputado reconoció que era su voz y expuso que esta respuesta desafortunada tuvo lugar durante un momento en el que estaba bajo mucha presión; sin embargo, un periodista insistió en preguntar si esta acción es violencia de género, a lo que el morenista apuntó que el periodista no podría entender el contexto de esta declaración.

El video de Sergio Mayer llorando se hizo viral en redes sociales y aunque algunos han dudado de la certeza de su pronunciamiento, la mayoría reconoce el legítimo derecho a la indignación por parte del legislador. 

Durante la misma conferencia de prensa, Mayer fue cuestionado sobre una grabación de la campaña de 2018 en donde «pendejeó» a dos de sus colaboradoras. Sobre el tema, el morenista aseguró que ese episodio fue consecuencia de la «crisis» de la propia campaña electoral y rechazó que se haya tratado de un caso de violencia de género.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *