Regresa a Monterrey personal de salud secuestrado en CDMX

Regresa a Monterrey personal de salud secuestrado en CDMX y piden explicaciones a las autoridades.

Ayer regresó el personal de salud regiomontano secuestrado en la Ciudad de México. A su llegada, elementos de Fuerza Civil y personal del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS) trasladaron a los trabajadores a las oficinas del sindicato.

El personal afectado, solicitó una investigación de lo acontecido. Los enfermeros y enfermeras aseguran que no se trató de un secuestro virtual pues siempre hubo una persona con ellos. Muchos enfermeros han manifestado su indignación ante la respuesta de las autoridades, pues aseguran que estas han minimizado el secuestro sufrido por casi 20 horas.

Testimonios

«Más de medio millón por mis compañeros afectados; la familia y los compañeros, molestos, y más que nada la autoridad competente nos debe una aclaración ante la situación que vivimos porque, en realidad, deben de dar algo de explicación las autoridades competentes sobre este militar que realizó este secuestro». Así lo compartió uno de los enfermeros.

«Nos quitaron nuestras cosas, abrieron mis cuentas y comenzaron hablarles a mis familiares, nos tomaron fotos, a unos desnudos y a otros semidesnudos. La verdad sí fue un secuestro. No fue virtual porque siempre hubo una persona con nosotros», compartió otra enfermera.

De acuerdo con la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, el hombre encargado de ejecutar el plan de secuestro es miembro de la Guardia Nacional, y se piensa que él también fue una víctima más de las llamadas de extorsión provenientes del penal de Altamira, en el estado de Tamaulipas. 

«Se maneja como un secuestro virtual, pero no fue un secuestro virtual, había una persona ahí mismo agrediendo físicamente […] El militar se encontraba hospedado en el mismo hotel y justamente cuando llegamos este militar ya se encontraba hospedado hasta que pues nos plagió dentro de la habitación”.

Nota relacionada: 14 médicos secuestrados; una extorsión telefónica desde Tamaulipas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *