fbpx

Perros en espera de ser adoptados padecen discriminación

Sus miradas aún con esperanza ven pasar a los visitantes, algunos se detienen y les regalan una caricia, otros más pasan de largo o preguntan por los cachorros y los de color claro; mientras ellos siguen ahí.

Sin embargo, los perros de talla grande no encuentran lugar.

Tengo más de 40 perros de talla grande, tardan mucho en salir, algunos ya no salieron y se me van quedando, esos son perritos que de bebés nadie los quiso nadie los adopto y ahí siguen», señala Mari Soto, de la asociación Huellas de un Amigo Animal Único (HUAAU).

A los prejuicios de su edad, tamaño y color de su pelaje, también se suma el de su mestizaje.

Desafortunadamente para adoptar a los perritos sí hay discriminación porque por lo regular se llevan a los perritos que son de raza», explica Ileana Ceballos, rescatista independiente.

Él es Coco y pues lo vemos con la necesidad y nosotros también con la misma necesidad y queremos integrarlo a nuestra familia pero Coco no viene solo, Coco viene con una compañerita que se llama Miel, viendo los espacios que tenemos en casa si podemos tener y darnos la oportunidad, de por sí ya fueron abandonados y luego separarlos como que sería un golpe más duro», señaló el adoptante Oscar Gaona, quien llegó al Parque México, en la capital del país, en busca de un compañero, pero encontró dos.

En México existen 28 millones de animales domésticos, de los cuales 18 millones son perros. Sin embargo 70% de ellos viven en situación de calle.
La discriminación en la adopción de mascotas existe. De acuerdo con los rescatistas, hay que ver más allá de las apariencias y ofrecer el hogar que sí se puede dar.

Si van a adoptar tienen que hacerlo con el corazón, si lo van a hacer para abandonar mejor no», resaltó Oscar Gaona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *