fbpx

Joven queda ciego por bañarse sin quitarse sus lentes de contacto

Nick Humphreys, un joven de 29 años originario de Shrewsbury, Shropshire, en Inglaterra, quedó parcialmente ciego luego de contraer un parásito en su ojo derecho por haberse bañado con sus lentes de contacto.

Fue desde enero de 2018 cuando Nick sintió una molestia en su ojo, misma que controló con gotas en lo que los médicos realizaban pruebas para determinar qué tipo de infección era la que tenía.

Los especialistas confirmaron que el joven tenía queratitis por Acanthamoeba, una infección causada por una ameba, la Acanthamoeba, que vive en el suelo y en el agua. Dicho microorganismo puede sobrevivir en los estuches de lentes de contacto y aprovechar pequeñas heridas en la córnea para producir una infección muy severa.

Para marzo de ese año, Nick perdió parcialmente la vista y no logra recuperarse. Se ha sometido a dos cirugías, y está a la espera de un trasplante de córnea.

 La queratitis por Acanthamoeba produce un fuerte dolor ocular, enrojecimiento y fotofobia. Además puede provocar abscesos corneales que disminuyan la visión, úlceras corneales y pus en la cámara anterior del ojo.

Para evitar este tipo de infecciones, especialistas recomiendan seguir las normas básicas de higiene al momento de manipular y enjuagar los lentes de contacto, no exceder el horario recomendado de uso y no dormir con ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *