fbpx

Griezmann se va del Atlético

Tras comunicárselo a los representantes del club, Griezman lanzó un vídeo que recogió la página oficial de la entidad. Esta vez, el show no fue como el de la temporada pasada, cuando grabó el documental La Decisión que puso fin al culebrón. En esta ocasión, con un fondo claro y austero, con barba y peinado desarreglados, Griezmann protagonizó un escueto mensaje de apenas dos minutos: “Después de hablar con el Cholo, Miguel Ángel y la gente de los despachos quería seguidamente hablar con los aficionados que me han dado mucho cariño. He tomado la decisión de irme, ver otras cosas, tener otros desafíos y con mucha dificultad he tomado ese camino. Es lo que siento y necesito, han sido cinco grandes años donde he ganado mis primeros trofeos importantes con un club, ha sido una etapa muy importante. Os llevo en el corazón y por eso quería que después de entrenador y club lo supieseis”. Griezmann prosiguió: “He disfrutado muchísimo, he dejado todo en el campo, he intentado ser un chico bueno con el aficionado, he intentado dar alegría a la gente que ha venido al Wanda Metropolitano y también fuera de casa y sólo tengo agradecimiento para todos vosotros”.

La marcha de Griezmann supone el adiós del jugador sobre el que el Atlético ha centrado en el último lustro sus aspiraciones de conquistar títulos, en especial la Liga de Campeones. Con el Metropolitano como escenario de la final, este era el gran objetivo de este curso. Una vez que no se cumplió tras caer eliminado el Atlético en octavos de final ante la Juventus, los rumores sobre su marcha se dispararon. La ventaja del descenso de su cláusula liberatoria; la posibilidad de cambiar su decisión de rechazar al Barcelona; la salida tras un fuerte y soterrado enfrentamiento entre el club y Godín, su compadre y padrino de su hija; y su creciente descontento con el juego del equipo han actuado como espoletas para forzar su marcha. “Damos muchos pelotazos”, llegó a exclamar en más de una ocasión tras la estrepitosa caída en Turín, donde el Atlético no tuvo capacidad de respuesta ofensiva.

Tras la derrota en el Camp Nou que descolgaba definitivamente a los rojiblancos de la pelea por la Liga, el proceso iniciado en enero, cuando sus representantes empezaron a ofrecerle a los grandes clubes de la Premier y al Bayern, se aceleró.

Solo desde hace pocos días, el club parecía sospechar que las las informaciones que surgían sobre el futuro del futbolista cobraban visos de hacerse realidad. Durante el último mes, Simeone se encargaba de desactivar cualquier noticia que hacía referencia a un posible adiós del jugador que ha mimado y desarrollado durante cinco años. “No hay ningún motivo que nos invite a pensar que se marchará”, repetía. La última vez, el pasado fin de semana, en la previa y en la rueda de prensa posterior al encuentro con el Sevilla.

El bagaje de Griezmann en el Atlético es de 256 partidos, 129 goles y tres títulos: Liga Europa y Supercopa de Europa (2018) y Supercopa de España (2014). Y también de largos veranos en los que los jugueteos con su marcha le deparaban suculentos aumentos de sueldo. Con el actual, el Atlético ya no podía aumentarle más. El club solo quería que le comunicara lo antes posible su decisión para poder planificar el próximo curso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *