En diciembre de 2020 estará lista la transformación de México, afirma AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que en diciembre de 2020 estará terminada “la obra de transformación” de México, por lo que aconsejó a sus adversarios “no coman ansias”.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario destacó que en estos dos años habrá sentado las bases del proyecto que impulsará su administración, lo que impedirá volver a las viejas prácticas de corrupción.

“En diciembre del próximo año estará terminada la obra de transformación; a ver cómo le van hacer para volver a instaurar la corrupción; cómo le van hacer para que ya no se informe todos los días y regresar a los boletines de prensa.

Cómo le van hacer para el presupuesto para publicidad, lo va a permitir la gente y cómo le van hacer para dejar de ayudar a la gente humilde pobre, si va a quedar en la Constitución establecido el estado de bienestar”, planteó.

Al ser cuestionado sobre la revocación de mandato, iniciativa aprobada la víspera en la Cámara de Diputados, López Obrador mencionó que se llevará a cabo en el primer trimestre tras un año de gobierno, tiempo suficiente para sentar las bases de la Cuarta Transformación.

Fueron casi 90 minutos de discurso, en el que aseguró que ya se han cumplido 89 de los 100 compromisos de gobierno que asumió hace un año y en el que enumeró apretadamente las modificaciones que ha impulsado en este periodo, concentrándose en desmontar los esquemas que favorecían la corrupción: Ley de Extinción de Dominio, creación del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, prohibir la condonación de impuestos, Ley de Austeridad Republicana, clasificar la evasión fiscal y el fraude electoral como delitos graves y eliminación del fuero presidencial, entre otros.

Durante su intervención dedicó un amplio espacio a la política exterior. Enfatizó el carácter ejemplar de la tradición de ofrecer refugio a perseguidos políticos del mundo, para el caso, el ex presidente boliviano Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera.

Casi de inmediato mencionó la nueva relación, dijo, que priva entre México y Estados Unidos, la cual ha sido históricamente marcada por invasiones, despojo territorial e intervenciones, pero también por un intenso intercambio económico, cultural y demográfico.

Aseguró que su gobierno pugna por una relación basada en el respeto mutuo, la cooperación para el desarrollo y la solución negociada a la diversidad de problemas comunes como los fenómenos migratorios, la delincuencia trasnacional, el tráfico de personas, el trasiego de armas y el tráfico de drogas ilícitas.

Destacó sucesos como el ocurrido en El Paso, Texas (con mexicanos entre las víctimas) considerado un crimen de odio motivado por el racismo y la xenofobia, en el que México ha solicitado se castigue conforme a derecho al responsable de esta abominable agresión. Referencia que vinculó a la cooperación ofrecida por Trump en el caso LeBarón y el respeto que se ha tenido para la soberanía nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *